Césped en casa: Cómo cuidarlo y mantenerlo sano.

No comments

Hoy hablaremos de un básico en la jardinería: el césped.

Aunque parece simple hierba, su mantenimiento en perfectas condiciones requiere de ciertos cuidados y trucos que hoy os vamos a contar!

Sobre todo, cuando se trata de segundas viviendas, mantener “a raya” la vegetación se complica.

En estos casos es posible que necesitemos el apoyo de un jardinero que riegue y pode regularmente o hacerlo nosotros mismos.

 

Recuperar o sembrar un césped.

Debemos saber que el momento idóneo para realizar estas labores es en los meses de primavera, cuando el césped “despierta”.

Las condiciones climáticas son favorables a su crecimiento y desarrollo, por lo que debemos empezar en esa época si nuestro suelo está deteriorado.

 

Repoblar y sanear nuestro césped.

Las heladas, la sequía, lluvias fuertes… todo ello influye en la aparición de surcos, hundimientos y calvas en la superficie de nuestro jardín.

  • Para regenerar una zona despoblada lo ideal es remover la tierra y enriquecerla con un sustrato rico en minerales previa retirada de las malas hierbas. Para resembrar nuevo césped es recomendable taparlo con una fina capa de arena que favorezca y mejore el drenaje.
  • Para solucionar problemas de desnivelación debemos levantar como si se tratase de una alfombra la parcela de césped afectada y rellenar debajo con el mismo sustrato que utilizaríamos para la siembra, aplicando la misma capa de arena y colocando encima de nuevo la placa de hierba. Presionaremos para que se genere el contacto y se fije otra vez.
  • Césped amarillento: Puede deberse a un hongo por exceso de agua, falta o exceso de frío… lo ideal es consultar e identificar el problema, pero en caso de hongo rociar un fungicida con base de cobre y azufre será la solución perfecta!

 

Fortalecer el césped

Una vez “curado” y saneada nuestra hierba de jardín, podemos darle un impulso a su crecimiento cortándolo bien a ras de suelo para que la luz y agua penetren bien hasta el tallo.

Tras pasar el cortacésped, lo siguiente a trabajar son los bordes del mismo, por ejemplo las zonas en las que están los pies de los árboles o los bordes de los arriates.

La mejor forma es usando un cortabordes, ya que con el hilo cortamos las briznas de césped y no dañamos los troncos de los árboles u otro obstáculo que nos podamos encontrar.

Abonando en su totalidad a manta con un fertilizante rico en nitrógeno (N2) y fósforo (P2O5), fortalecemos a planta y mejoramos el desarrollo radicular.

 

Con estas ideas os aseguramos un precioso suelo verde para todo el verano!

Como siempre, que tengáis un muy feliz fin de semana!

idomia_2017Césped en casa: Cómo cuidarlo y mantenerlo sano.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *