Condensación: 5 consejos para evitarla

No comments

Los meses de otoño e invierno traen consigo los incómodos problemas de humedad por condensación.

Las continuas precipitaciones mantienen el ambiente exterior con mayor nivel de agua en el aire y a mayores se acentúan los puntos fríos de la casa.

Aunque en los casos más graves se debe realizar una obra especializada para frenar la condensación, siempre podemos ser preventivos y realizar una serie de medidas que la mantengan a raya.

 

En qué consiste la humedad por condensación

Las humedades por condensación se originan cuando se condensa el vapor de agua existente en el ambiente del interior de las viviendas.

Este fenómeno es el que provoca las humedades por condensación y se producen cuando la temperatura interior de una vivienda es superior a la del exterior.

Las humedades por condensación se forman en una superficie cuando su temperatura está por debajo del punto de rocío del aire que está en contacto con ella.

Este punto varía en función de la temperatura ambiental, incrementándose en las zonas más frías de las viviendas principalmente en paredes exteriores o de fachadas y en superficies no absorbentes como los cristales de las ventanas, alicatados y espejos, produciendo una serie de inconvenientes que afectan tanto a nuestro hogar como a nuestra salud.

 

Consejos para reducir su impacto.

1. La mejor de las medidas para paliar la condensación en casa es mantener una buena ventilación diaria.

Nuestra propia actividad genera que el aire contenido en el interior se cargue con partículas de agua: vapores en la cocina, ducharse en agua muy caliente e incluso respirar.

La respiración de una sola persona puede suponer la entrada de hasta 2 litros de agua en el ambiente.

Renovar el aire permite que la casa se equilibre en relación al ambiente externo, para que el contraste entre dentro-fuera no sea tan agresivo y transforme en agua.

2. Secar la ropa en el interior de la vivienda.

Lo más recomendable es evitarlo en la medida de lo posible, y si no queda más remedio siempre conviene aislar el tendido en habitaciones de poco uso y que estén bien ventiladas.

3. Puertas cerradas.

A la hora de tomar una ducha o de hervir potas en la cocina, debemos aislar al máximo el vapor de agua que se genera y abrir la ventana el mayor tiempo posible para dejarlo salir.

Esta medida evita que la humedad se expanda al resto de la casa.

4. Mantener la calefacción a temperatura estable.

Con esta medida queremos decir que para evitar esos contrastes en los puntos de frío siempre es mejor ir calentando la casa de forma suave y gradual.

5. Secar en los radiadores.

Esta práctica es muy habitual y a la par desastrosa si existen problemas de condensación.

La forma de secar la ropa aprovechando el calor de los radiadores es aproximarla a los mismos bien empleando un perchero o colgador, una silla… pero nunca encima.

Además podemos dejar manchas en los mismos como consecuencia de la ropa húmeda.

 

Condensación elevada.

Para ambientes con altos niveles de condensación tal vez necesitemos un apoyo a mayores.

El uso de estas tecnologías son medidas muy eficaces, por lo que si notamos que en las paredes aparecen hongos, las esquinas de las paredes  o las juntas de las ventanas empiezan a ponerse negras, debemos saber que tenemos alto nivel de condensación.

– Aparatos deshumidificadores: Absorben la humedad del aire recogiendo el agua que contiene en un recipiente que finalmente podemos vaciar cómodamente.

– Sistemas de ventilación mecánica: Renuevan el ciclo de aire del interior de la vivienda, regulando los niveles de humedad y manteniendo el espacio seco.

– Aislamiento o refuerzo en fachada y puntos fríos: Colocar cámaras de aire en las paredes de la fachada o una doble ventana reforzarán los puntos débiles en los que se manifiesta con mayor facilidad la humedad.

– Pinturas antihumedades: De composición impermeable, aumentan la durabilidad de las mismas y dificultan la aparición de hongos.

 

Como siempre, recomendamos que un profesional se ocupe de realizar un diagnóstico y os informe sobre las medidas a tomar, aunque los primeros 5 consejos siempre serán beneficiosos en cualquier hogar!

Feliz semana para todos!

 

 

idomia_2019Condensación: 5 consejos para evitarla

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *