Domótica: Las casas inteligentes

No comments

Con más frecuencia escuchamos el término domótica relacionado con el hogar.

En otras palabras, domo proviene del latín y significa casa, traduciendo y en otras palabras se refiere a tener una casa inteligente.

Y ésto qué significa? Pues que la tecnología ya nos permite controlar sin estar incluso dentro de nuestro hogar las funciones de nuestra vivienda.

 

Todo a un click.

Desde nuestro dispositivo móvil podemos activar las alarmas, abrir o cerrar las persianas, activar la calefacción o el aire acondicionado, incluso cerrar la puerta del garaje.

El objetivo de la domótica es automatizar todos los procesos dentro de un hogar y facilitarnos así muchas de las tareas que habría que realizar de forma presencial, es decir, manualmente.

 

Ahorro con sistemas inteligentes.

  • Calefacción: Podemos lograr un ahorro en este tipo de servicio empleando la automatización del sistema. Instalando un cronotermostato podemos regular el encendido y apagado así como la temperatura.

El propio aparato puede mantener una temperatura constante, que supondrá un ahorro energético significativo.

  • Iluminación: Lo más habitual son los sensores de movimiento para la luz, aunque también se puede controlar el iluminado externo y como adelantamos al principio: persianas y estores.

De esta forma se aprovecha la luz natural, así como en meses de mucho calor y sol que no nos encontremos en casa podemos enviar la señal desde un smartphone y proteger la vivienda.

  • Agua: Esta opción es interesante si contamos con automatización de regadío en el jardín. La tecnología ya detecta el nivel de humedad y si la tierra necesita agua o no.

 

Es muy probable que las construcciones venideras incorporen estas funcionalidades. En otras palabras: las casas del futuro no se entienden sin domótica.

No solo porque el uso de la misma conlleva un ahorro de dinero en las facturas, sino porque también consiste en un ahorro de los recursos del planeta, una reducción necesaria para el medio ambiente.

Este pasado miércoles 2 de agosto fue el día en el que cruzamos el umbral de exceso de la Tierra. Es decir, los recursos que la misma es capaz de regenerar en un año.

Son casi 5 meses en los que “dejaremos a deber” lo que nuestro planeta nos puede ofrecer.

Persigamos esa eficiencia energética en la que todos salimos ganando!

Feliz fin de semana!

idomia_2019Domótica: Las casas inteligentes

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *