¿Fraude en mi comunidad?

No comments

Una comunidad mal gestionada o administrada hace que el valor de las viviendas bajen

Por desgracia suele ser un habitual encontrarnos con fraudes o malas prácticas en la gestión de las cuentas de las comunidades.

Las actuaciones de algunos administradores pueden suponer un sobrecoste a soportar para todos los vecinos. En el blog de hoy queremos proporcionar una serie de pautas para detectarlos:

Ofrecer garantía: Por lo general, el administrador garantiza su profesionalidad demostrando su pertenencia dentro de un Colegio Profesional. Sin embargo, esta acreditación no puede garantizarnos el buen hacer del mismo.

Por ello deben ser los propietarios los que velen por recibir un buen servicio, transparente y adecuado, pues en el inmueble que habitamos es uno de nuestros mayores patrimonios.

Una mala gestión puede desvalorizar  nuestra vivienda, pues porque no se hagan las suficientes reformas en zonas comunes y que las que se lleven a cabo supongan un sobrecoste innecesario.

Para detectar un posible fraude dentro de una administración podemos analizar dos prácticas:

  • Cuenta única

  • Oferta de servicios integrales

 

CUENTA ÚNICA:  Sistema en el que un administrador lleva todos los ingresos y gastos de las comunidades que trabaja a través de una sola cuenta en la que él es el único titular.

Esta práctica confunde a los vecinos porque no saben con certeza cuál es el saldo de su comunidad.

Sucede incluso a veces que se emplean fondos de unas comunidades para cubrir los gastos de otras.

Esto nos puede llevar a caer en derramas innecesarias o abonos más altos de la cuota. Lo ideal es que cada comunidad tenga su contabilidad por separado y tenga conocimiento en todo momento os movimientos que se van realizando, respaldados siempre con documentación (facturas, albaranes…) que los justifiquen.

 

OFERTA DE SERVICIOS INTEGRALES: Cuando el administrador contrata por él mismo todos aquellos servicios comunitarios como limpieza, reparaciones, mantenimiento, seguros… . Si no estamos bien pendientes, podemos ser víctimas de actos fraudulentos, pues el administrador tal vez acuerde un porcentaje de comisión con aquellas empresas que operan el inmueble.

Por ello muchas veces nos parecen baratos los honorarios de la administración, ya que el resto de los mismos provienen de esas prácticas.

Para poder evitarlo y llevar un poco más el control se recomienda que los propietarios comparen. Se trata de comparar las ofertas que hay en el mercado para los mismos servicios. Revisar de forma anual por si las ofertas mejoran y se negocien directamente con los prestadores de servicios.

La contratación final de los mismos debe decidirse en Junta General tras haber comparado varios servicios.

Atendiendo ambos puntos :

  • Existirá un control más directo sobre las cuotas comunales
  • y se conseguirá evitar pagar más de lo necesario.
fuente:
APAF, Asociación de Presidentes de Comunidades y Administradores de Fincas

 

Xavi¿Fraude en mi comunidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *