Humedades en casa, un problema que nos afecta a todos

No comments

A pesar de mantener la casa limpia y de todos los avances que existen en la construcción, las humedades en casa siguen siendo una amenaza cotidiana. Una mala ventilación, un clima húmedo o un conjunto de malos hábitos pueden transformar nuestro hogar en un sitio insano para vivir.

Las humedades además de causar un mal efecto estético, producen efectos perjudiciales para la salud, sobre todo si se padecen enfermedades respiratorias o alergias, por eso hay que solucionar el problema en cuanto aparezcan los primeros brotes.

La explicación es muy sencilla, si se tarda mucho tiempo en actuar, se destruirán los paneles de yeso, se deformarán las vigas y las puertas de madera, las grietas aparecerán más rápido y se oxidarán los marcos metálicos. Todo esto conlleva un aumento de microorganismos, ácaros, moho y hongos que ponen en riesgo nuestra salud. Es un círculo vicioso que hay que parar cuanto antes.

Tareas tan básicas y vitales como ducharse, respirar, lavarse, sudar, cocinar… producen vapores de agua, una media de 10-15 litros diarios, que se acaban convirtiendo en humedades. Los expertos indican que se debe tener un nivel de humedad en torno a 45 % –  65%. Para ello, es necesario ventilar la casa y tener la calefacción a una temperatura adecuada, sobre los 19º C – 20 º C. Si posees un deshumidificador que absorba la humedad, mejor que mejor.

¿Cuáles son las causas más comunes de las humedades? Aunque los materiales empleados en la construcción son determinantes para su aparición, los principales causantes de la humedad son: la pérdida de agua en tuberías, el mal drenaje de puertas y ventanas, las grietas, las fisuras, la porosidad de las superficies y la condensación.

Distintos tipos de humedad:

  • Humedades por filtraciones en roturas: se deben a un fallo en las tuberías empotradas en paredes o en los forjados. Suelen ser de poca cuantía pero constantes. Además, su propagación suele ser desigual por lo que puede resultar complicado encontrar el origen de esta humedad.
  • Humedades por condensación: se produce cuando la temperatura interior de la vivienda es superior a la del exterior. La causa principal es el mal aislamiento del hogar y las condiciones medioambientales, por ejemplo, una casa en la playa que está sometida a unas humedades constantes y agresivas sobre la obra. Se manifiesta generalmente en paredes y ventanas.
  • Humedades por capilaridades: es la más agresiva de todas y para combatirla es imprescindible la actuación de un profesional, ya que su aparición se debe a la mala impermeabilización de las obras.

La principal traba que nos encontramos a la hora de tratar las humedades, es el coste de la mano de obra. Un albañil que pula las paredes, tape las grietas y deje como nuevos los muros, cobra una media de 30 € por hora. Es decir, un trabajo de pocos días costará 1.000 €, sin tener en cuenta el precio de los materiales.

Para poder tratar e impermeabilizar las humedades de forma económica, Idomia pone a tu disposición un comparador de presupuestos de varios profesionales, ahorrando hasta un 30% en la obra. No esperes más y pon solución a este problema que afecta a tu calidad de vida. ¿Cómo? Llámanos y nos tomamos un café.

XaviHumedades en casa, un problema que nos afecta a todos

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *