Toldos: Como cuidarlos y prolongar su vida!

No comments

Estamos en temporada de toldos en todos los balcones y terrazas!

Estas coloridas telas no solo crean un nuevo look en las fachadas sino que cumplen una función muy importante: protegernos del sol.

La funcionalidad del toldo no es únicamente exterior, sino que aunque no estemos en la terraza o balcón, desplegarlo en las horas más cálidas evitará la concentración de calor en las ventanas.

Lograremos una temperatura mucho más fresca en el interior de nuestro hogar.

El toldo es pues, una alternativa de climatización de consumo energético CERO.

Vamos a contaros los secretos para su colocación y mantenimiento perfectos!

 

Instalación.

Es muy importante medir el espacio para poder escoger un tamaño que se adapte perfectamente.

Si vivimos en una comunidad de vecinos debemos solicitar antes el oportuno permiso y conocer la normativa para integrar elementos en la fachada.

Debemos tener en cuenta la climatología de la zona para elegir el color de la tela, la dureza e impermeabilidad de la misma…

Para estos detalles podemos consultar con el distribuidor.

Finalmente que la instalación se realice de forma correcta y nuestro toldo quede bien anclado. La pared debe poder soportar el peso cómodamente y comprobar si el espacio permite plegarlo y replegarlo sin problema.

 

Limpieza.

Como sabemos, el material del toldo suele ser una tela, por lo que las fibras del mismo retendrán todo lo que caiga sobre el mismo.

Polvo, tierra, agua sucia, excrementos de animales… Lo ideal para evitar que se fijen las manchas y nos luzca como nuevo más tiempo debemos limpiarlo de forma habitual.

Al igual que cada tipo de prenda de vestir, cada tela del toldo especificará los cuidados de limpieza necesarios así como los productos a aplicar.

 

Precaución ante el mal tiempo.

Al igual que un paraguas de lluvia corriente, debemos tener cuidado en caso de vientos fuertes, granizo, tormentas…

Lo más aconsejable es mantener el toldo replegado en estas situaciones.

Estamos hablando de una estructura ligera y a pesar de que tenga un buen anclaje puede resentirse, ceder o estirarse.

 

Revisión técnica.

Antiguamente era típico que los toldos dispusieran de una manivela metálica con la que se estiraban de forma manual.

Hoy en día es más frecuente que cuenten con un sistema eléctrico automático. Algunos incluso disponen de sensores de viento y lluvia fuerte con los que se repliegan de forma automática por seguridad.

Como todo aparato eléctrico no está demás revisar la instalación cuando llega el momento de su utilización. Es posible que en los meses de invierno pase mucho tiempo parado.

Por otra parte, mantenerlo engrasado, repasar las fijaciones por si alguna se ha oxidado… son pequeños detalles que pueden alargar la vida y funcionamiento de nuestro toldo.

Larga vida al mismo!

Esperamos que estos consejos os hayan gustado! Feliz fin de semana!

idomia_2017Toldos: Como cuidarlos y prolongar su vida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *